Never Forget

 USS New York
 Ha sido construido con 24 toneladas de resto de acero del World Trade Center.
 El acero de las torres fue derretido en la fundición de Amite, Los Angeles, para forjar la sección de la proa del buque. Cuando fue vertido en los moldes el 9 de Septiembre de 2003, fue tratado con profundo respeto por los trabajadores de la fundición, según el Capitán de la Armada Kevin Wensing “Fue un momento espiritual”.
 Es el quinto buque de una nueva serie destinada a operaciones especiales como la lucha contra el terrorismo con una capacidad de transporte de 700 Marines y 350 marineros al cargo del mismo.
 No deja de ser curioso la procedencia del material de construcción y la importancia que los estadounidenses le dan a todo lo que rodea los atentados del 11S.
 No estaría de más seguir el ejemplo, al menos de vez en cuando, de quienes respetan y admiran a los que han dado la vida por su país, o que han muerto en algún atentado, ya que en España, y sobretodo con el gobierno actual, parece que nos de vergüenza, y andamos tapando todo este tipo de simbología que en cualquier país de nuestro entorno es tan importante.
 El orgullo, la historia, es una parte fundamental de lo que somos o queremos ser como nación.

Deja un comentario