Apretados como sardinas

 Todo es posible es este negocio tan cambiante, desde ir apretado a ir comodamente sentado como si estuvieras en el sofá de casa.

Deja un comentario