Prohibido lo rosa ;-D

El pasado viernes 16 de Julio el periódico “El Mundo”, en su edición digital, publicaba la siguiente noticia, con el título ¿El fin de la “Pantera Rosa”?:
Pues nada, otra cosa que les da por prohibir a los señores de este gobierno, eso si, siempre jorobando, porque parece que es lo único que realmente hacen bien, tocar la entrepierna constantemente a los contribuyentes.
En lugar de tanto prohibir, no le podrían dedicar unos minutos de su tiempo a reducir el déficit, generar empleo, no sé, algo que sea realmente útil para el país.
No!, ellos a lo suyo, si total lo otro no le importa a nadie, nuestra mayor preocupación son los “pastelitos”, los chavales comen mucho y no mueven demasiado el cuerpo, no será ese el problema, que están demasiado tiempo sin hacer nada, a este paso prohibirán las consolas, sino, al tiempo.

Hasta los webs de la roja

Que nadie me entienda mal, estoy más contento que contento con el triunfo de la selección Española en el mundial de Sudáfrica. Diría más, pocas veces me he emocionado tanto ante una victoria de algún equipo, pocas no, ninguna!!!

Lo que estoy es cansado y harto de oir, una y otra vez, el termino “la roja”. Me tienen frito con esto, toda la vida ha sido la selección o España. Ya se que hay países que se identifican con el color de su camiseta, pero ese nunca ha sido el caso de España.

Lo que más me molesta es quién lo ha puesto de moda, han sido todos esos medios de comunicación que parece que les da vergüenza pronunciar la palabra España, y siempre hablan de “El Estado”. Ya se que España es un estado, pero tiene nombre, al igual que la selección, ESPAÑA.

Finger, hasta dedo en inglés suena mejor

Una curiosidad lingüística en los aeropuertos son los llamados “fingers”, aunque la palabra correcta en español es “pasarela”.
Digo que es curioso no porque usamos una palabra en otro idioma, sino porque en inglés se le llama a la pasarela “jetbridge”, “airbridge”, o “jetway”.
No se a quién se le ocurrió llamarlo finger, pero ha calado dentro y fuera de los aeropuertos. El colmo del termino llega hasta para denominar al operario de la pasarela, que es el “finguero”.